lunes, febrero 28, 2005

¿Y qué?

Con esta breve declaración, Mostruo hace patente su adhesión al modelo compositivo jamaiquino, lo que equivale a decir: a Mostruo le importa un corno la originalidad y mucho menos le importan las leyes de propiedad intelectual.
Más claramente: si algún fragmento melódico/armónico/rítmico/tímbrico/literario ya existente es de nuestro agrado y nos viene bien, no vacilamos ni vacilaremos en incorporarlo a “nuestras” canciones. Y todo “por la cara”, sin complejos ni vergüenza.
Así que si algún vivillo (cosa que nunca falta) cree habernos pillado plagiando algo le decimos: “Sí, y qué?”
(Próximamente, lista detallada de los choreos de Mostruo.)

1 comentario:

kubilai dijo...

eso...y que?